LA CARRETERA TIENE DOS DIRECCIONES, semana 8, por Helena Pariza

Yo sigo una semana más con mis puentes y nuestros corazones cada vez más “petrificados” con tantas dosis diarias de asfalto. Hacía un día impresionante en Miami, pero la he procesado con tonos un poco “gélidos” para darle frialdad al asfalto y trasmitir esa sensación.