LA VIDA EN BLANCO Y NEGRO, semana 6, por Edu Gil

Amarillo colgante

Parece un juego de niños, pero es adictivo. Hay que saber cuándo parar.

Anuncios